el_viaje_del_emperador
Aunque despreciados, humillados y en ocasiones burlados, el pingüino es uno de los animales más bonitos que existen. Tanto de cachorros, cuando parecen pequeñas bolitas de algodón grisáceo, como de adultos con la majestuosidad de su eterno frac negro, el pingüino es un animal de una nobleza insuperable. Esos mal llamados «pájaros bobos» tienen en este documental el protagonismo que se merecen, dejando atrás su fama de payasos, y mostrándonos un mundo de sacrificio, esfuerzo y solidaridad. En la inmensidad blanca antártica, el pingüino debe recorrer grandes distancias, para aparearse, buscar comida, y ayudar a los recién nacidos. Cada año, un nuevo desafío a la muerte.Luc Jacquet consigue la total empatización, con estas majestuosas aves durante los escasos 85 minutos que dura el documental. Una autentica delicia, incluso para paladares exigentes.