INFORME DE LA O.M.S.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar el primer informe sobre violencia, realizado por 160 especialistas encabezados por Etienne Krug. El resultado es aterrador, la violencia que los seres humanos se infligen unos a otros y contra sí mismos mata a 1.600.000 personas cada año en todo el mundo, de los cuales la mitad son suicidios, un tercio homicidios y el 20% son víctimas de las guerras. “La violencia es inaceptablemente alta en todos los países”, dice Krug.

Los homicidios representan 520.000 personas muertas cada año a causa de la violencia familiar y juvenil, que incluye violaciones, ataques sexuales y abusos de niños y ancianos. “Tendemos a olvidarnos del enorme grado de violencia en las familias y fuera de ellas”, dice Krug, quien agrega que cerca de un 70% de las mujeres en algunos países ha sufrido abuso por parte de su marido. Krug dice estar impresionado por el grado de violencia sexual, al comprobar que en algunos países más del 30% de las mujeres fueron forzadas siendo todavía vírgenes. “La violencia ha sido una realidad en nuestras vidas por mucho tiempo”, dice Krug, “No creemos que debe seguir siendo así. Podemos hacer más para corregirla”.

Estos breves datos nos indican que existe mucha violencia entre los “humanos”. Muchos terminan muriendo después de un largo proceso de sufrimiento. Pero muchos más siguen sufriendo aunque no estén, todavía, entre los 1,6 millones de muertos.

OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA DOMÉSTICA
Cuando nos introducimos en el interior de las familias descubrimos muchas formas de violencia física, psicológica, afectiva y sexual. Unas relaciones enfermizas que atentan contra la dignidad humana, su calidad de vida y contra su propia existencia. Un caldo de cultivo que constituye la base de futuros agresores o agredidos, futuros homicidas o suicidas. Por tanto mucha de la violencia que existe está en manos de las familias, bien para que siga creciendo o bien para que disminuya.

En España el 4% de las mujeres reconocen ser maltratadas. Pero además se considera que existe un 11,1% de mujeres “maltratadas técnicamente”, aunque ellas no se creen víctimas. Son las que no perciben agresión en los insultos, las amenazas, las humillaciones, el aislamiento, la culpabilización, el desprecio, o las relaciones sexuales forzadas. Sin embargo todo ello son actos de violencia activa o pasiva.

También existen hombres maltratados por las mujeres. En general es una violencia más psicológica que física, pero igual de dañina para la estabilidad familiar. En esta “violencia de género” se desata una lucha entre sexos por conseguir el dominio en la pareja, donde cada uno utiliza las armas de que dispone; el hombre suele usar más su fuerza muscular y la mujer su fuerza psíquica.

Existe un tercer tipo de violencia doméstica más dañina todavía, es la ejercida sobre los niños por los padres, por otros adultos, o por hermanos mayores. Las agresiones pueden ser parecidas a las sufridas por los adultos, pero sus consecuencias son de mayor alcance. Los niños son más débiles e inmaduros y están en un proceso de formación. Si en dicho proceso sufren agresiones violentas (físicas, psíquicas o sexuales), su equilibrio emocional quedará afectado para el resto de su vida, y además estarán aprendiendo a ser violentos.

ALGUNAS SOLUCIONES PARA LA PAZ
Buscar soluciones a esta lacra social traerá como resultado:
► Devolver la dignidad al ser humano.
► Disfrutar de una familia más sana.
► Mejorar la sociedad.
► Vivir en PAZ.

En lugar de luchar unos contra otros ¿No sería mejor utilizar esa energía para hacernos la vida más agradable? Por supuesto que sí ¿Pero cómo? Aquí van diez sugerencias:

BUSCA…

1) Expresar el AMOR, el cariño y la ternura en todas las formas que sepas.
2) El RESPETO profundo hacia todos los miembros de la familia.
3) DIALOGAR con los tuyos, no monologar. El diálogo te acerca al otro.
4) ESCUCHAR con atención y dale valor a eso que te cuentan.
5) La ALEGRÍA y el optimismo, actúan como euforizantes naturales.
6) Ser AMABLE y cordial con los tuyos, como lo haces con tu mejor amigo/a.
7) El CALOR HUMANO y el contacto físico en forma de besos, abrazos, etc.
8) El sentido del HUMOR sano, donde toda la familia pueda reír.
9) VALORAR al otro como persona que tiene una dignidad.
10) Sobre todo busca al “Príncipe de la Paz” (Jesucristo) si quieres tener paz.


CITA
Hagamos del hogar el lugar más atractivo de la tierra, nuestra felicidad (paz) depende de que cultivemos el amor, la alegría, la simpatía y la verdadera cortesía mutua (E.G. White)

 

Una alternativa a la violencia familiar

José Luis Lasso
Pastor y Terapeuta Familiar

Publicado en Salud 4 (2003/04)

[vimeo]http://vimeo.com/32957552[/vimeo]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Z4En93aedss[/youtube]